La doble cara de Pablo Escobar.

 

Pablo Escobar nació en diciembre de 1949 en Rionegro y se convirtió en el mayor narcotraficante de Colombia. Sin embargo, este hombre tenía una doble cara.

Pablo Escobar se lanzó en el tráfico de drogas a la edad de 27 años cuando ya se dedicaba a robar. En aquella época, ejercía el trabajo de guardaespaldas.
En 1974 creó un negocio de producción y distribución de cocaína,y se dirigió principalmente hacia el tráfico de drogas con el objetivo de ayudar a los pobres de su país. Dio una parte de su dineral para construir escuelas y para ayudar a asociaciones. Sin embargo fue detenido con 19 kilos de cocaína en las llantas de un vehículo.

Esta faceta poco conocida de Pablo Escobar quien vendía droga para ayudar a sus compatriotas no ha sido muy difundida, por eso podríamos ver en Pablo Escobar a un hombre quien desvió la ley para ayudar a las personas más necesitadas de su país, Colombia.

Lo conocemos también como personaje político, así pues en 1982 logró ser elegido diputado suplente del Parlamento antioqueño.
Hoy le damos una imagen negativa porque para que su tráfico funcionara debió matar a mucha gente.
Pablo Escobar es un lastre inmensamente doloroso para los colombianos y sobre todo para los antioqueños, región donde el llamado zar de la cocaína sentó las bases de su cártel e hizo de su capital, Medellín, la ciudad más peligrosa del mundo. Allí fue el líder del cártel de Medellín.
Cuando su imperio fue derrotado, controlaba el 80% del mercado mundial de cocaína con la exportación de 15 toneladas de cocaína diaria a EE UU, según la revista Forbes

En cuanto la policía comenzó a preocuparse por los ingresos de Pablo Escobar, descubrió que se dedicaba al narcotráfico  y se enteró de todos sus crímenes, el Patrón se convirtió en el hombre más buscado del mundo. Murió abatido por la policía en diciembre de 1993.

Incluso hoy, Pablo Escobar sigue despertando interés, así es el protagonista principal de series tales como “Narcos” (2017) y “La viuda negra “ (2014).
Pero, algún periodista como Guarnizo considera más útil hablar del narcotráfico a través del periodismo, de la historia, de las ciencias sociales… y « a veces incluso desde la propia literatura, que sirve para conocernos nosotros mismos como sociedad »que hablar de eso con series.

El periodista Guillermo González entrevistó a Luz María Escobar, la hermana menor de Pablo Escobar, quien dijo sobre El Patrón : « ¿Tener esa doble cara? Son las cosas de la vida. El hombre bueno para quienes son buenos conmigo. El hombre malo para los que son malos conmigo. »

Justine B. et Vanille L.